antonella ruiz díaz

La Atleta de 25 años participará en sus primeros Juegos Paralímpicos como lanzadora de bala y disco. Nacida en Gualeguaychú, siempre vivió ligada al deporte y encontró en el atletismo su gran pasión.

Antonella Ruiz Díaz encontró en el atletismo a su mejor aliado luego de participar en cuanto deporte pudo. Practicó básquet, fútbol futsal, voley y natación hasta que el profesor Gustavo Briozzo la vio jugando al básquet y enseguida la imaginó en otro escenario.

Nacida y criada en Gualeguaychú, desde entonces se abrió un mundo nuevo para la joven de 25 años. Los viajes al CeNARD comenzaron a hacerse frecuente mes a mes y se enamoró de la pista de atletismo. Viajó a Brasil, obtuvo su clasificación funcional como atleta de Talla Baja (F41) y empezó a competir internacionalmente.

Los Juegos Paralímpicos son para Antonella la consecuencia de su escala deportiva. Doble medallista parapanamericana (oro en lanzamiento de disco y plata en bala) en Lima 2019, ese mismo año dio el golpe al coronarse subcampeona mundial en Dubai. Desde entonces: la idea se transformó en objetivo y el objetivo en realidad: Tokio 2020.

«Representar al país es lo más grande que me puede pasar, me pongo la camiseta para competir y no se pueden explicar todas las sensaciones que se sienten. Quiero dejar en lo más alto la bandera”, suele reiterar la atleta que nunca deja de sonreír y que, claro, dado sus antecedentes sueña con una medalla.

Antonella no padece enanismo, sino que su condición es la de una persona de talla baja. «Nací así, fue una cuestión genética y no me ha impedido hacer una vida normal. Siempre me gustaron los deportes», contó. Y agregó con determinación: «El hecho de tener una discapacidad no me cambió la vida, por el contrario, me ha hecho desafiar algunos límites que en principio pensaba que eran difíciles de conseguir. Y cuando no he podido, volví a intentarlo. No me pongo límites porque creo que con perseverancia y trabajo, se pueden conseguir los objetivos”.

Ruiz Díaz pasó por el Jardín Japonés antes del viaje a Tokio y repasó su vida y sus sueños.

Fuente: a24.com